el-dorado
 

VER AQUÍ:

Salvamento al Patrimonio

Arquitectónico-Arqueológico

De la Nación
.

Diario del salvamento, año 2015

LISTADO GENERAL DE LOS MENÚS:
El Dorado

La Cultura Omegua

Las Expediciones.

Felipe de Utre.

El Imperio

Belalcázar

Jiménez de Quesada.

Nicolás de Federmán.

Pedro de Silva.

Las esmeraldas.

Las Amazonas.

Los Chibchas.

Los Tunjas.

Conclusión.

La cultura más importante de América

El Imperio Gua.

Deformación cráneos.

Los Entierros.

Caribes y caníbales.

Tatuajes y circuncisión.

Teúrgia.

Partícula Gua

Origen hombre América.

Paititi, Dorado.

El Paititi.

Incas en Colombia.

EL lugar de Paititi

El hombre dorado

Chiribiquete, Raposo, Percy Fawcett.

Documento Recio de León.

La verdadera ruta de Orellana

Salen de Quito.

Empiezan a navegar.

Viaje de regreso.

Cuando se trocó la ruta.

Ruta con Google Earth.

El lugar de la canela.

El viaje extraordinario de los Marañones.

Pedro de Ursúa.

Fin de Ursúa.

Entran al río Negro.

Están en el Orinoco.

Se confirma el Orinoco.

El río increíble.

Lope de Aguirre.

Ruta de Ursúa civilizada con Google Earth

Desde el astillero.

Isla de Garcia.

Final de la ruta.

Otras Rutas
Ruta del Padre Acuña
La cartografía y El Dorado

Mapas históricos

Temas muy especiales que tienen que ver con este tercer Imperio
Arqueología satélite

Arqueología con Google Earth.

Lagos precolombinos.

Homínidos de América

Cráneos gigantes.

Cráneos pequeños.

Los Sutagaos.

El oro precolombino

El Copey.

Las fabulosas esferas

Esferas de piedra.

No queremos ver.

Los muros del Perú.

Lo hecho por estas culturas.

Editorial.

Libro y repaso.

Sobre los Sutagaos.

Lo dicho sobre amparos

Guaquería.

Diario de Nicolás de Federmán.

Apartes de este diario.

Edad de algunos conquistadores

¿Sabe usted los años que tenían cuando llegaron a América?.

Los Cronistas

Y la crónica.

Galería de Arte

MI Pintura, escultura, y hoja de vida.

Enviar correo a:

Dirección Web.


Dirección personal.


BIBLIOGRAFÍA.

Bibliografía digital.

Bibliografía de editorial.

El cometido de estas páginas es lograr se adelanten el estudio y exploración de los territorios denunciados y se divulguen los hallazgos que se causaren dentro de ellos.

Se esclarezca la ubicación de nuestro Imperio y de las tribus que lo conformaron, para que reparen nuestras academias los errores cometidos que son funestos, para la arqueología presente y futura del Perú, Ecuador, Brasil, Venezuela y Colombia.

La difusión de este sitio logrará sacar adelante las verdades expuestas.

El contenido de esta Web se acoge a las normas del copyright internacional.

Gracias por su visita.

Gilda Mora.

 

Chiribiquete, Francisco Raposo, Percy Harrison Fawcett, y los pequeños homínidos.

Regresar al index general
Chiribiquete y la línea del Ecuador que la atraviesa al medio

CORDILLERA DE CHIRIBIQUETE.

A esta Maravillosa cordillera la parte imaginariamente la línea del Ecuador,en dos partes iguales. Este lugar fue el refugio del Imperio de los Omegua a partir del siglo XVII.

Las Expediciones repetitivas y la caza de esclavos que sufren los ríos Orinoco y Amazonas, hacen que las tribus Agua se refugien en la profundidad de las Selvas

Las siguientes miniaturas muestran al río Caquetá a su paso por esta cordillera y algo de la conformación que veremos más adelante.

Vista de Chibiiriquete

Yo apunto que la última descripción de la "pequeña Cordillera" de Vázquez, es esta de Chiribiquete.

el manuscrito lo encuentran en El Lugar de Paititi,

Chibiriquete4

De Chiribiquete no hay nada en crónica legan los manuscritos y hemos visto en el artículo: Incas en Colombia, señalan este lugar. Se han efectuado algunos estudios sobre todo botánicos a finales del siglo XX y de uno de ellos traslado a ustedes algunos apartes:

...A mediados del presente siglo un alemán inspirado por las repetidas búsquedas de un paraíso perdido, llegó a la Serranía del Chiribiquete, atraído por el misterio que todavía hoy significa este Parque Nacional colombiano.

Sus hallazgos de vestigios arqueológicos, fogones y pinturas rupestres indescifrables ubicadas en una serranía fabulosa, alertaron la imaginación de científicos y especialistas colombianosy españoles que en los años 91 y 92, organizaron dos expediciones científicas importantes que recordaron las investigaciones realizadas por Mutis y el sabio Caldas en las décadas anteriores a la Independencia.....

Las leyendas y mitos actuales de estas comunidades, cuentan historias de gente descomunal y poderosa que incursionaba en sus territorios ocasionalmente para esclavizar gente que luego intercambiaba con los brasileños por bienes necesarios para su subsistencia; los Carijona, según ellos, se transformaban en animales cuando lo deseaban, eran tigres o águilas o boas, espíritus de animales que generalmente dominaban a sus enemigos, capaces de generar poderosos fenómenos naturales con los que arrasaban a sus oponentes.

Los Carijona representaron en las laderas de estos Tepuyes una compleja cosmogonía, indescifrable para nosotros, donde las figuras de animales y hombres se mezclan con flores y trazos gráficos, en obras de grandes proporciones. Con razón las pinturas rupestres encontradas en la Serranía han dado lugar a que se le califique como la Capilla Sixtina de la Amazonía.

Según los especialistas, estas obras, su dimensión y profusión no tienen parangón en la pintura rupestre hasta ahora encontrada en la cuenca del amazonas y en una gran parte del mundo....

Se acompaña este informe con unos preciosos dibujos que quiero dejar a ustedes.

El artículo completo de Fernando Fernández C. lo encuentran en Bibliografía Digital, sección Antropología.

Pinturas rupestres de Chibiriquete

Los Carijona o Karijona, son considerados en la actualidad los habitantes de la cordillera.

Dibujo de tepuyes
Cordillera de Chiribiquete
Cordillera de Chiribiquete, Imagen:.parquesnacionales.gov.co

Pero que coincidencia asombrosa es saber que la traducción exacta a su nombre es MURCIELAGOS, con ese apelativo se conoce en este tiempo a las antiguas tribus Agua y era el nombre de la tribu que buscaba la famosa expedición de Percy Harrison Fawcett, la parte del libro que contiene sus relatos y los documentos que lo motivan a hacer su expedición, los encontrarán continuando este artículo.

En la Biblioteca virtual Luis ángel Arango de Colombia, pueden encontrar el estudio:

Clasificación de las lenguas indígenas de Colombia de Jon Landaburu, donde dice de los Carijona:

..Las tribus carijonas o huaques o murciélagos eran muy temidas a lo largo del Caquetá colombiano durante la época colonial y el siglo XIX por sus condiciones de guerreros y su canibalismo(LLanos V.H. y Pineda C. R.,1982: cap.5). Hoy en día es una etnia en extinción y solo hablan la lengua carijona unas pocas familias en Miraflores y Puerto Nare (comisaría del Vaupés) y en algunos caseríos de la comisaría del Amazonas (La Pedrera, Puerto Miraña, Araracuara)...

Chibiriquete

Imagen de camaralucida.com

LOS MURCIELAGOS DEL SIGLO XVIII.

Santa Gertrudis (Se encuentra entre el río Putumayo y Caquetá) Capítulo 7 parte 2:

....En esta loma años anteriores había habido un pueblo. Los indios atropellaron con el Padre y lo mataron, y se huyeron a Marañón. Al subir arriba encontramos un rancho, y en él un indio y una india. El indio de un cuerpo regular, pero la india en mi vida he visto semejante mujer. Era de forma gigantina: de alto tendría 10 cuartas, tan fornida de cuerpo que de cada chucho suyo se podría formar una mujer. Chucho quiere decir teta o pecho. Ellos eran de los huidos alevosos de Tabacunda.....

..Yo reparé que el indio traía al cuello una sarta de huesecitos, y pregunté por ello. Manuel Chica me dijo: Esto son dientes y muelas de criatura. Esta gente cuando pelean, y uno mata a otro, le sacan las muelas y dientes, y taladradas las ensartan y se las cuelgan en lugar de gargantilla y enseña de la victoria; y esto es muy honroso entre ellos. Pregúntole al indio por ello y dijo que cuando vivían allí con el Padre que mataron, que unos indios se venían del Marañón a hurtarles las chácaras. Que los espiaron y que mataron a 7, y que aquellas muelas y dientes eran de una china que él mató. Yo le hice preguntar dónde los habían enterrado, y él respondió que se los habían comido asados. Se me excito más la curiosidad con esto y le hice preguntar qué nación era, y respondió que era murciélago. Esta nación de los indios llamados murciélagosviven 5 días más abajo de la loma Tabacunda. Así el indio como la mujer tenían la frente aplastada, tanto que la cabeza la tenían cuadrangulada. Yo le pregunté por ello, y Manuel Chica me dijo: Padre, esta nación todos son así y esta es su gala y divisa. Desde que nacen les entablillan la cabeza con 4 tablitas bien atacadas, y éstas no se las quitan hasta los 10 años, y así queda la cabeza cuadrangulada. Esta nación a todos los que mueren se los comen asados. Usted, me dijo entonces, vaya con mucho cuidado, porque el puesto adonde va es la nación de indios más bravos que se han descubierto.

Varios mapas del siglo XIX como el siguiente de Arrowsmith Aaron- de 1819 localizan la tribu de los Murciélagos, con exactitud en Chiribiquete.

mapa que localiza la tribu Murcielagos

Los nombres originales de las tribus ya habían cambiado en el siglo XX en toda América y se conocían las tribus Agua con el nombre castellano de Murciélagos y los nombres indígenas de Huaques o Carijona.

Desde el siglo XVIII algunas familias de los ríos Caquetá, Putumayo se describen con esos nombres pero conservando la misma deformación del cráneo que caracterizó a las Tribus Agua y los distinguió del resto de tribus de la Amazonía.

Este mapa muestra la localización de los Aguas con los nombres que aún tenían en el siglo XVII.

Tribus agua

Manuscrito de Raposo..

Para la interpretación de este manuscrito Fawcett no contó con tecnología. El día de hoy tenemos la fotografía satélite y el programa Google que nos permite ampliar el área de ese documento.

Francisco Raposo deambuló 10 años en la manigua y son más que sufientes para haber llegado a las selvas de Colombia en Chiribiquete o a la zona que marca el ovalo entre el nacimiento del río Yutai (Jutay) y el río Juruá,

La descripción topográfica del lugar donde Raposo encuentra la ciudad, se identifica plenamente con la extraordinaria formación de montañas tabulares propias a la zona que enmarca al alto Orinoco que hoy llamamos TEPUYES.

Se encuentran Tepuyes en la región selvática del centro y oriente de Colombia, el norte del Brasil y sur de Venezuela

Veamos en las siguientes imágenes la versión de la expedición de Raposo que se encuentra en las primeras páginas del libro: Exploración Fawcett. Esta obra son los apuntes o diarios de las expediciones que dejó este explorador y fueron publicados por su hijo Brian Fawcett con la editora Zig- Zag, con fecha 1955 en segunda edición.

Texto Percy Harrison Fawcett1
Texto Percy Harrison Fawcett2
Texto Percy Harrison Fawcett3
Texto Percy Harrison Fawcett4
Texto Percy Harrison Fawcett5
Texto Percy Harrison Fawcett6
Texto Percy Harrison Fawcett
Texto Percy Harrison Fawcett8
Texto Percy Harrison Fawcett9

Percy Harrison Fawcett.

Entre las muchas expediciones de los últimos tiempos a las selvas amazónicas, sobresale la de Percy Harrison Fawcett, que pueden encontrar en la red envuelta en un mundo de magia y lo paranormal. La reseña de su expedición era encontrar a la tribu de los Murciélagos y como logro adicional a su descubrimiento de la ciudad Z era adquirir la luz que nunca se acaba.

Fawcett conoció el Parque Nacional Noel Kempff y Ricardo Franco del Mato Grosso cuando visitó la región como Jefe Técnico de la Comisión Demarcadora de Límites de Bolivia con Brasil en el año 1906.

En su expedición de 1914, confirma la existencia de los seres pequeños vivos en el siglo XX y que describen las primeras crónicas.

El siguiente Mapa es un fragmento de la contraportada final del Libro firmado por Brian Fawcett aclarando las rutas de su padre y el posible destino de su última expedición, puede estar hecho sobre dibujos originales del mismo Fawcett:

Mapa de las rutas de Fawcett

La siguiente Imagen concuerda plenamente con el mapa de Brian. Fawcett trató de borrar sus huellas pero existe en este mapa un lugar al cual él no pudo llegar.

Yo me permito señalar en la parte superior de la imagen de Google con el nombre de río Paranatinga (Siguiendo el mapa de Fawcett, en esa altura es llamado Sao Manuel o río Teles Piris).

Presento a ustedes esta coordenada con una topografía muy especial, -8°37'48- 55°27'34. y que sería el aproximado a la ubicación de los caníbales enanos que se quedó sin ver y que señala en el dibujo con los indios bailando frente a la olla.

Es mi parecer que Fawcett trató de subir en canoa por el río Xingú unos 500 kilómetros y continuar a pie o por otro afluente que lo acercara al sector que buscaba. Ya sin los guías iniciales que despacha hace contacto con los indios del Culiseu, buscando bogas se produce su captura y muerte. ¿Al conocer los indios el lugar al que quería llegar este expedicionario?.

Coincide esta coordenada a más o menos a la distancia que da la carta de Jack partiendo del campamento Bacarí, que lo ubico en un aproximado a la actual población de Sinop.

....Jack Fawcett escribía a su madre y a su hermano Bryan: "abandonaremos Cuyabá el 2 de abril y después demoraremos seis semanas o posiblemente dos meses hasta el lugar donde papá llegó en su anterior viaje, el Puesto Bacairí. Hasta llegar a la ciudad "tardaremos probablemente otros dos meses y puede que localicemos la "ciudad perdida" el día que papá cumpla los 58 años, el 3l de agosto.

ruta de Percy Fawcett sobre plano de Google Earth

Fawcett revisa documentos en Bolivia y también en Argentina. El manuscrito de Raposo no es el único que conoce como afirma su hijo en la entrevista que se verá más adelante.

Del sector de Cuyabá y la región de Parecis si existen referencias y mucha población como pueden ver en este mapa de 1870.

Mitchell, Samuel Augustus 1870

las expediciones de Domingo Martínez de Irala y Alvar Núñez Cabeza de Vaca del siglo XVI dejan informes de mucha riqueza en esa zona. En distintos mapas del siglo XVIII y siguientes se muestra el auge de la región por la explotación de las minas de diamante y oro traducido en pueblos y Misiones que controlan la zona.

Fawcett por su oficio necesariamente cotejó todas las cartas existentes y tenido acceso a los documentos oficiales de los distintos gobiernos, a los cuales les prestaba un servicio que necesitaban.

La zona al Norte de donde se pierde, está catolagada en muchos mapas como tribus caribe, lo que demuestra que esa región era de bravos caníbales como el mismo nos deja dicho en su expedición de 1914.

En el siguiente mapa del primer año del siglo XX hecho por Edward Stanford tenemos una bonita coincidencia: Entre la Ay la Z según mi parecer, está el lugar que buscaba Fawcett, pero esa búsqueda no quiere decir que la ciudad Z existiera en ese lugar o en cualquier otro del planeta.

Al desaparer Fawcett, deja vivo para una gran mayoría de personas, que el mundo subterráneo, o mundo interior si existe, se dijo y dice que los pequeños seres viven en ese sitio y eran y son algo así como los guardianes de las entradas a ese mundo y que en ese mundo no existe la vejés ni la muerte, y Z, es subterránea.

Es por eso que Fawcett dice: !Cuando regresemos de la próxima expedición, nuestro relato puede conmover al mundo.

Los mapas que están viendo los pueden encontrar, con muchos más, en gran formato en:

davidrumsey.com/luna/servlet/view/all/where/South+America/?pgs=100,.

Espero disfruten esos magníficos mapas, e insuperable herramienta, usándolos como referencia para Google Earth.

Mapa Cuyabá

La siguiente imagen pertenece al libro de Fawcett, cuando relata su expedición, de 1914.

Indios Morcegos

Estos pequeños seres están descritos en las crónicas. En Venezuela en la región de Quibor, en Colombia en cercanías a Chiribiquete, en Brasil en el Mato Grosso, en el Chaco Paraguayo y en la Amazonía Peruana en el alto Juruá y Jutai.

El padre Acuña desde el río Amazonas ubica a estos pequeños en el río de la Madera adentro y dice que se llaman Guayacis.

La mensión a la existencia de estos seres sobrepasa la coincidencia por la continuidad de los informes, se ubicaban en cercanía a las poderosas y ricas tribus Agua, recordando a ustedes la deformación de las cabezas como identidad de la familia, coincidiendo también con Mariniguas o mujeres guerreras, a su alrededor.

En el siguiente fragmento del mapa de Juan de la Cruz Cano y Olmedilla de 1790 encontramos tres tribus con "cabezas largas", interesante dato para la arqueología del sector.

fragmento del mapa de Juan de la Cruz Cano y Olmedilla de 1790

La carta del Padre Agustín Zapata al Padre Joseph de Buendía, de mayo de 1695 que escribe desde la misión de San Javier, señala el domicilio de los pequeños seres en ese tiempo.

....No hay rrío ninguno que entre en éste, sino rriesitos pequeños. De más á más he estado con unos indios que viven cuatro días de camino rrío abajo, que me dicen que más abajo de sus pueblos entra un gran rrío en éste, el cual viene del Oriente, donde están cinco pueblos de Enanos, que son sus enemigos, con quienes se flechan, y me los han pintado con gestos y acciones rridiculísimos. Estos mismos me dicen han oído á los de más abajo, cómo en dicho rrío están unas mugeres sin maridos, grandes flecheras y corredoras, que no tienen asiento fijo en un paraje, que cada año se mudan de un lugar á otro; usan unas arco y flechas, y otras, estólicas, que es flecha más fuerte y hace más batería; pero esto último estriva sólo en dicho de los indios, que no puedo asegurar por cierto lo que no he visto...

Este mapa muestra la ubicación de la misión de san Javier de este Padre.

Ubicación de la Misión de San Javier

El hábitat de los pequeños en las primeras crónicas.

En la obra, La Argentina manuscrita, escrita por Ruy Díaz de Guzmán, en el año de 1612. se dice lo siguiente:

....puerto de San Fernando, donde comúnmente tienen su asiento en una laguna que llaman de Juan de Oyolas, 120 leguas de la Asumpción; y arriba de ella está el pasaje de Santa Cruz de la Sierra, gobernación distante
...Esta ciudad de Santa Cruz está con la de Jerez, Este-oeste, 60 leguas del río, y la de Jerez 30 a mano derecha; la cual está ciento y tantas leguas de la ciudad de la Asumpción: tiene su fundación sobre un río navegable y caudaloso, que llaman los naturales Ubteteyú: está de la equinoccial 20 grados; ...Finalmente, es una provincia de mucha estima, y de las más nobles y ricas de aquella gobernación; porque a la falda de una cordillera se han hallado minerales de oro con muchas muestras de metales de plata. De esta provincia hacia el Este, se sabe haber pigmeos que habitan debajo de tierra, y salen en abriendo los campos a sus empresas: y a la parte del Norte van continuados muchos pueblos de naturales hasta la provincia de los Colorados, junto con los que llaman los Paretís, que descubrieron los de Santa Cruz de la Sierra, que está distante de Jerez ciento y tantas leguas; donde es cosa cierta haber gran multitud de naturales divididos en 14 comarcas muy pobladas, así a la parte del Norte como a la del Este y Mediodía, con fama de mucha riqueza....

Fawcett puede haber encontrado muchos informes de estos y cartas olvidadas en los archivos de las distintas órdenes. Él dice confirmar en su expedición de 1914, "Yo había oído hablar antes de esta gente y ahóra sé que las narraciones estaban bien fundadas"

Los pequeños seres si existieron y aún existen, repito a ustedes un aparte del artículo: Los cráneos pequeños, del Menú, Homínidos de América.

El Padre Guevara de la Compañía de Jesús, es uno de tantos que no acepta a los pequeños hombres y viene bien para resaltar el sitio donde habitaban.

.......Por el lado opuesto se ofrecen los pigmeos, diminutivos de la naturaleza, que aspiran a ser hombres y nunca salen de embriones. El autor de la Argentina manuscrita los coloca en los confines de los xarayes, y los hace moradores de cuevas subterráneas.Otros los internan al corazón del gran Chaco; y esta persuasión, muy válida en otro tiempo, aviva una carta del padre Juan Fecha, escrita en Miraflores en 11 de mayo de 1957. En ella dice que los chiriguanos sacaron un pigmeo muy chico; no quisieron decir en que parte del Chaco habitaban; pero añaden que sólo de noche salen a buscar qué comer, temiendo que si de día desampararan sus cuevas, serían acometidos de los pájaros grandes! Después de toda esta autoridad, dudo mucho de la existencia de los pigmeos.

El Chaco está muy trasegado de los españoles y misioneros jesuitas. Desde el iempo de la conquista se han cruzado sus ríos, montes y senos; se han formado prolijos catálogos de las naciones y parcialidades que lo habitan, y era natural que en tantas entradas algún pigmeo se hubiese descubierto, y que esta noticia, como memorable, se añadiese por apéndice al catálogo de las naciones chaquenses.

que se fingen escondidos en cuevas subterráneas para que no los hallemos, y sólo se les permite salir en la oscuridad de la noche para que no los veamos. No convence el testimonio del padre Juan Fecha; no habla como testigo ocular, y refiere amigablemente a un corresponsal suyo lo que dijeron los chiriguanos, gente infiel, y nacida para urdir engaños; tan acostumbrada a la mentira, que mienten y desmienten en pocas palabras por el interés de cualquiera cosa. Lo cierto es que, siendo tan interesados, hubieran traído al pueblo el pigmeo, para que los curiosos pagasen su vista con algún donecillo.

En lo demás las otras naciones de estas tres dilatadísimas provincias son de estatura y correspondencia de partes bastantemente...

El primer dato de estos pequeños seres en la región del Mato Grosso, lo da la expedición de Alvar Nuñez Cabeza de Vaca en 1545:

Relación de Hernando de Ribera

....Llegado a esta generación de los indios xarayes, estando en un pueblo de ellos de hasta mil casas, adonde su principal se llama Camire, el cual le hizo buen recebimiento, del cual se informó de las poblaciones de la tierra adentro; y por la relación que aquí le dieron, dejando el bergantín con doce hombres de guarda y con una guía que llevó de los dichos xarayes, pasó adelante y caminó tres jornadas hasta llegar a los pueblos y tierra de una generación de indios que se dicen urtueses, la cual es buena gente y labradores, a la manera de los xarayes; y de aquí fue caminando por tierra toda poblada, hasta ponerse en 15 grados menos dos tercios, yendo la vía del Oeste.
Estando en estos pueblos de los urtueses y aburuñes, vinieron allí otros muchos indios principales de otros pueblos más adentro comarcanos a hablar con él y traelle plumas, a manera de las del Perú,, y planchas de metal chafalonia, de los cuales se informó, y tuvo plática y aviso de cada uno particularmente de las poblaciones y gentes de adelante; a los dichos indios, en conformidad, sin discrepar, le dijeron que a diez jornadas de allí, a la banda del Oesnorueste, (definía en esa época, al mirar el horizonte el punto equidistante entre el Oeste y el Noroeste) habitaban y tenían muy grandes pueblos unas mujeres que tenían mucho metal blanco y amarillo, y que los asientos y servicios de sus casas eran todos del dicho metal y tenían por su principal una,mujer de la misma generación, y que es gente de guerra y temida de la generación de los indios; y que antes de llegar a la generación de las dichas mujeres estaba una generación de los indios que es gente muy pequeña, con los cuales, y con la generación de éstos que le informaron, pelean las mujeres...

Pueden ampliar estos temas en el Menú: Homínidos de América, artículo, Cráneos Pequeños y en el artículo Las Amazonas del Menú: El Dorado

ENTREVISTA AL HIJO DE FAWCETT:

La encuentran completa en Biografía de Fawcett en el artículo LA CIUDAD PERDIDA DE MATTO GROSSO que pueden ver en la Web:

gorgas.gob.pa/museoafc/loscriminales/biografias/fawcett.html.

Aclara la busqueda de los Murciélagos,

Y de la luz que nunca se acaba:

- "El documento de 1954 sobre la "grande población" no era el único. Entre los años 1909 y 1911, mi padre que se encontraba entonces en Bolivia, estudió varios Archivos de los P.P. de la Compañía de Jesús, incluso informes de los padres jesuítas que durante el siglo XVIII hicieron viajes de penetración en la montaña y hablaban del "Gran Paitití" y otras maravillas. Opino que mi padre fué demasiado listo para dar crédito a tales cuentos, ni aún con el entusiasmo que tenía. Hay que tener en cuenta que la América del Sur de su época, años 1900 a 1925 no había sido sobrevolada, y no existía razón para no aceptar la posibilidad de encontrar lugares de sumo interés en el interior desconocido. No olvide que Macchu Pichu fué descubierto en 1911 por Hyram Bingham.

-"Y usted Mr. Bryan Fawcett ¿cree en aquello de lo que hablaba tanto su padre, el fuego que nunca se apaga?"

- "Sería una exageración decir que creo en el fuego que nunca se apaga en el sentido de la convicción que tenía mi padre. Sin embargo nunca niego lo que ha estado fuera de mi experiencia personal y no me han escapado ciertas tradiciones que existen entre los naturales del Perú donde he vivido muchos años, que no mencionan los nativos sino a aquellos afortunados que han ganado su confianza. Así, he oído decir que los peruanos de la remota antiguedad conocieron el uso de una fuente de iluminación constante, formada en primer lugar, de cierta piedra volcánica que utilizaron en sus templos y construcciones subterráneas, que quedaba destrozada al exponerla a la luz del día. La utilizaban solamente en sus edificios sagrados o los más importantes y como algunos de éstos aún existen, medio arruinados, puede que persista la iluminación sin apagar en ellos. Quizás más creíble son las alegaciones de dos viajeros de nuestra época, hechas a mí en los años veintitantos. Uno de ellos, norteamericano, de apellido White, de avanzada edad, que había vivido muchos años en el interior del Ecuador, me contó que él mismo vivió algún tiempo con una tribu de salvajes desconocidos que solían iluminar el interior de sus viviendas con plantas luminosas y como las flores de aquellas plantas se cambiaban muy a menudo, resultó una " luz que nunca se apagaba". Igual información recibí de un inglés llamado Lloyd, ex-catedrático de una de las grandes Universidades de Inglaterra, quien abandonó la civilización para pasar su vida entera con los indios chunchos de la montaña peruana. Lloyd no había visto él mismo " la luz vegetal", pero sus compañeros y vecinos indios hablaban de tribus más allá, en el interior de la selva, que la utilizaban. Vale mencionar que los alquimistas de le Edad Media buscaban en las faldas del Vesubio y del Etna cierta piedra verde, importantísima para sus experimentos. Hasta la fecha no he encontrado geólogo que me haya podido esclarecer este punto. Sin duda alguna, fué en Bolivia donde mi padre supo primeramente y tuvo noticia sobre " la luz que nunca se apaga"y que menciona en su Diario de Expedición.

-"¿Cree usted que hubo en su padre afán por despistar a quienes quisieran seguirle?".

-"Siempre lo hemos pensado así la familia. Mi padre, deliberadamente borró cuanto pudo sus huellas. En el Puesto del Caballo Muerto despidió al guía con los caballos, y envió una posición astronómica equivocada. Mi padre era muy cuidadoso en la determinación de posiciones geográficas y era incomprensible que se hubiera podido equivocar en una cosa tan importante. No tiene más que ver sus libros de notas y diarios de viajes, con el cuidado que los hacía. Escribía aunque estuviera en la selva como si dibujase las letras. Era muy meticuloso. Por eso es seguro que él "no quiso" que nadie siguiese su pista en Matto Grosso por temor de que otro pudiera apoderarse de su idea y "agarrar el Kudo" de encontrar los premios arqueológicos que él buscaba con tanto afán. Además, siempre solía decir: "Si yo sólo no puedo lograr salir, otros con menos experiencia han de perderse también y no quiero que nadie pierda la vida por mí. Por eso, que nadie vaya a buscarme".....

Conclusión de la entrevista:

.....El no sé si creería en las Minas de Muribeca, pero en las ciudades sí que creía."Encontré datos suficientes que hacían el regreso imperativo", decía en su Diario."Desde tres lados he tanteado el camino y el lugar más seguro para penetrar en la selva...He visto bastante para comprender que cualquier riesgo vale la pena...Cuando regresemos de la próxima expedición, nuestro relato puede conmover al mundo!.. En nuestro viaje a ZETA pasaré por el territorio de los indios llamados morcegos (murciélagos) que son trogloditas..."

En su Diario hay frases enigmáticas y desconcertantes como cuando dice: "No está en el Río Xingú ni en el Matto Grosso"... Extraña apreciación en un hombre que desaparece en Matto Grosso precisamente intentando buscar y encontrar la ciudad perdida en la que creía a pies juntillas. Dice también: "A veces dudo si podré soportar este viaje. Estoy nvejeciendo demasiado para llevar sobre mis espaldas lo menos 40 libras durante meses.."

Z estaría ubicado en Pará, (conclusión de la familia Fawcett). O en la selva colombiana conclusión de esta web.

LA LUZ QUE NUNCA SE ACABA.

El misterio de esa luz en el siglo XVIII.

Dice Fray Juan de Santa Gertrudis

Capítulo 7 de la primera parte:

..Una pues noche, al cabo de un rato disperté, y siendo así que tenía el cuarto cerrado, con todo reparé que el cuarto estaba claro, que yo me veía las manos. Empecé a buscar con curiosidad la causa, hice levantar a 2 guaguas de unos 9 años que yo desde el primer día destiné para que durmiesen en mi cuarto, macho y hembra casados también. Este proyecto fue para que de parte de noche no me pudiesen los indios quemar el cuarto para matarme; porque por no quemar a estos guaguas, que yo tengo encerrados cuando duermo, dormiré seguro. Levantáronse los dos y entonces abrí la puerta. Miré y por ninguna parte veía luz. Fui y maté la candela con agua y vuelvo a encerrarme, y entonces estuvo el cuarto más claro. Mandé levantar a los 2 cholos y sus mujeres, y los llevé al cuarto, y como podía con acciones les daba a entender lo que no sabia con palabras; y no sacando razón, mandé avisar al capitán y a Agustinillo, empeñado en averiguar de dónde salían aquellos vislumbres. Vinieron y Agustinillo me dijo: Aguarda, Padre. Se fue y trujo luz y empezó a buscar por el suelo, y encontró un trozo de raíz blanca con unas rayas negras, que parecía raíz de álamo, y me dijo: Mira, Padre, donde haya de este palo siempre está claro. Hice la experiencia repetidas veces: envolvía la raíz con ropa, y quedaba el cuarto del todo oscuro; la sacaba al instante, ya nos veíamos unos a otros. Son tales los vislumbres que da, que si se aforrara una sala de tablasón de este palo, no sería menester luz en ella

jamás, antes cuanto estuviese más cerrada estaría entonces más clara, y se podría en ella leer y escribir sin luz. Esto es cosa que yo lo he visto, y cuanto más se seca el palo o raíz, más luz da. Créanlo o no lo crean, que quien dio la luz al diamante y al carbunco, también las pudo dar a este palo, y los indios lo llaman tubotoa, que viene a decir: palo de fuego.

Index del Menú Paititi Dorado.

El Paititi.
Paititi, Paikikin, o Paytiti, a principios del siglo XVII y la versión moderna que explica porque lo buscan tantas expediciones.


Incas en Colombia.

Dos desplazamientos de la cultura Inca se produjeron en el siglo XVI, las dos buscaron refugio en el territorio que hoy es de Colombia, una antes de la conquista y la segunda desde el Cuzco y Quito a la llegada de los españoles.


El lugar de Paititi.

Distintos manuscritos prueban la localización del Imperio que asiló al pueblo Inca.


El Hombre Dorado.

Era el cacique del Imperio localizado en el departamento del Meta, Colombia riqueza del Imperio en las selvas de Colombia sin explorar.


Percy Fawcett y Chiribiquete
.
Un poco sobre Percy Harrison Fawcett. del siglo XX la tribu de los Murciélagos, la luz que nunca se acaba y un panorama general de la cordillera de Chiribiquete.

 
Google